Salud y Calidad de Vida

Síndrome de la clase turista, ¿cómo prevenirlo?

El síndrome de la clase turista o trombosis del viajero consiste en la aparición de síntomas derivados de sufrir una trombosis venosa, habitualmente en los miembros inferiores. Aunque el síndrome puede darse en trenes, autobuses o coches, suele ser más habitual en los aviones debido a la disminución relativa de la presión barométrica y a la baja humedad dentro del aparato.

Los casos más peligrosos son aquellos en los que el trombo va de las piernas hasta el corazón o los pulmones. Si son pequeños, se disuelven y el paciente puede superarlos sin darse cuenta. Si son grandes, se manifiestan con hinchazón y dolor de pantorrilla y la pierna está caliente y azulada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha en 2008 un gran estudio de investigación (WRIGHT), para establecer si hay un incremento del riesgo de Tromboembolismo Venoso (TVP) en los viajes por avión, determinar la magnitud del riesgo y la implicación de otros factores y el estudio de medidas preventivas.

En la fase I del estudio epidemiológico, se encontró que el riesgo de tromboembolismo venoso es aproximadamente el doble después de un vuelo de duración media de más de 4 horas y también en otras formas de viaje con inmovilidad prolongada. En el estudio, un 3% de las personas que habían hecho viajes en avión de más de cuatro horas presentaba trombos en las piernas. El riesgo se incrementa con la duración del viaje y con múltiples viajes dentro de un corto periodo de tiempo.

El riesgo de desarrollar TVP durante los viajes aumenta cuando intervienen otros factores de riesgo añadidos. Entre los factores se incluyen TVP o embolismo pulmonar previos, historia de TVP o embolismo pulmonar en un familiar cercano, uso de terapia de estrógenos o terapia hormonal sustitutiva (THS), cirugía o traumatismo reciente, especialmente del abdomen, región pélvica o piernas, cáncer, obesidad o ciertas anomalías genéticas de la coagulación de la sangre.

Para prevenir el TVP se aconseja parar un rato cada dos horas, si se viaja por carretera, hacer ejercicios con las piernas, si se va en avión, o realizar inspiraciones profundas, que aceleran la circulación. También es útil beber agua con regularidad y evitar dormir durante estos viajes largos, ya que se puede coger una postura incómoda, que ayude la aparición del síndrome. Por ello, se desaconseja tomar sedantes o alcohol. Sería perjudicial también llevar ropa o zapatos ajustados. El experto aconsejando descalzarse, si se lleva calzado incómodo.

Sobre la posibilidad de tomar medicamentos para la prevención, para la población de riesgo, lo adecuado es utilizar medias de compresión y medicarse con heparina, antes y después del viaje.

Fuente: OMS, Medicina tv

AGENDA DE ACTIVIDADES

Día Hora Actividad

20:00 h.

ASANAR Asociación de Anticoagulados de Aragón
Emisión documental “Contigo contra el ictus”
Lugar: Canal Huesca Televisión
Más información: www.asanar.es o asanar@asanar.es o llamando a 976226660 ó 651933647.

En cumplimiento de la nueva "Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico: (LSSI-CE Aprobada en el parlamento español 13/12/1999, nº 34/2002)", si Ud. no desea recibir más información de nuestra base de noticias, por favor responda a este email con el asunto "BAJA", y nosotros le daremos de baja en nuestra base de datos. Si Ud. no responde este correo electrónico entenderemos que desea seguir recibiendo información.