Actualidad Científica

La enfermedad renal se asocia a un peor control de la anticoagulación

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia cardiaca más frecuente (la sufren aproximadamente el 2% de la población) y se asocia al doble de riesgo de muerte y a un riesgo hasta cinco veces mayor de sufrir un ictus que las personas sanas, justamente por ello es imprescindible que sigan un tratamiento de anticoagulación oral.

Si a ello le añadimos una enfermedad renal crónica (ERC), automáticamente el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular se multiplica. De hecho, tener FA en pacientes con enfermedad renal crónica se asocia a una mayor progresión de enfermedad renal, una mayor mortalidad cardiovascular y mortalidad en términos genéricos.

Se han identificado varios factores asociados al tiempo que permanece el paciente dentro de rango terapéutico (TTR), como la edad, el sexo, la raza, el tabaco, etc. pero, como la enfermedad renal crónica está asociada a otros factores como la edad avanzada, la diabetes, la hipertensión o la enfermedad cardiovascular, la información disponible sobre el impacto real de la enfermedad renal crónica sobre el control del TTR es limitada.

Por ello, investigadores españoles han realizado un análisis observacional y retrospectivo multicéntrico utilizando una cohorte de 1.381 pacientes del estudio PAULA (un trabajo multicéntrico transversal, retrospectivo y nacional, que analizó la presencia de insuficiencia renal en 1.524 pacientes con Fibrilación Auricular No Vlavular bajo tratamiento con antivitamina K) con el objetivo de evaluar la asociación entre la función renal alterada (eGFR <60 mL / min / 1,73 m2) y el control de la anticoagulación en pacientes con fibrilación auricular no valvular (FANV) que estaban bajo tratamiento anticoagulante con antagonistas de la vitamina K (warfarina o acenocumarol).

Los resultados mostraron que un total de 370 pacientes presentaron una función renal alterada y observaron cómo los niveles de control de la anticoagulación empeoraron progresivamente al mismo tiempo que avanzaba la enfermedad renal.

El análisis de los datos mostró la enfermedad renal crónica como un predictor independiente del tiempo en el rango terapéutico (TTR), es decir, el tiempo que el paciente permaneció con INRs entre 2 y 3 (rango que debe permanecer un paciente con FANV).

La conclusión a la que llega el estudio es que la enfermedad renal crónica se asocia con un mal control de la anticoagulación en pacientes con FA no valvular que toman antivitamina K, desde una progresiva reducción en el TTR a un empeoramiento de la función renal. Además, se observó también que los peores controles de los niveles de coagulación (TTR<65%) fueron significativamente mayores en el caso de las mujeres.

Referencia: Lobos-Bejarano JM., Castellanos Rodríguez A., Barrios V., et al. Influence of renal function on anticoagulation control in patients with non- valvular atrial fibrillation taking vitamin K antagonists. The International Journal of Clinical Practice, July, 2017. e12974. https://doi.org/10.1111/ijcp.12974

Fuente: The International Journal of Clinical Practice


AGENDA DE ACTIVIDADES

Día Hora Actividad
Septiembre
14

- - -

Cardio Alianza
II Congreso para pacientes con enfermedades cardiovasculares
Lugar: Hogar Virgen de los Reyes de Sevilla.
C/ Fray Isidoro de Sevilla, 1
Más información:
Tel. 931 061 759
Web del congreso
hola@cardioalianza.org

Septiembre
15

- - -

Cardio Alianza
II Congreso para pacientes con enfermedades cardiovasculares
Lugar: Hogar Virgen de los Reyes de Sevilla.
C/ Fray Isidoro de Sevilla, 1
Más información:
Tel. 931 061 759
Web del congreso
hola@cardioalianza.org

En cumplimiento de la nueva "Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico: (LSSI-CE Aprobada en el parlamento español 13/12/1999, nº 34/2002)", si Ud. no desea recibir más información de nuestra base de noticias, por favor visite el siguiente enlace